LA DESHIDRATACIÓN

Ha sido la mejor y una de las más antiguas técnicas utilizadas para la conservación de alimentos. Consiste en la extracción del agua de los alimentos, mediante la aplicación de calor suave, sin necesidad de adicionar ningún compuesto químico.

Los productos deshidratados se conservan durante más tiempo, su transporte y almacenamiento es más fácil y económico, debido a que ocupan menos espacio y el peso es menor.

La deshidratación permite mantener las propiedades nutricionales y características sensoriales de las frutas y vegetales; los sabores se intensifican al concentrarse, convirtiéndose en las mejores y más saludables snacks, fáciles de llevar en viajes, excursiones, la oficina, el colegio o para picar en cualquier momento o lugar.

En las temporadas de alta cosecha se puede utilizar la deshidratación para conservar los excedentes y evitar su pérdida.

naranja-verde

La técnica de deshidratación empleada por Alimentos Naranja Verde, es por aire caliente. En esta técnica, el aire es calentado en un intercambiador de calor utilizando el gas natural como combustible, posteriormente el aire caliente es impulsado a través del producto a deshidratar, trasmitiendo el calor por convección para producir el fenómeno físico de la evaporación del agua presente en el interior del alimento que luego es arrastrada en forma de vapor de agua hacia el exterior.

El grado de deshidratación de la fruta o vegetal define la presentación y características finales del producto, lo que nos permite ofrecer gran variedad de productos y ajustarnos a las necesidades de nuestros clientes.

Ofrecemos productos en rodajas, julianas, cubos, granular y en polvo, con diferentes grados de humedad, que se pueden emplear como materia prima en la elaboración de repostería, chocolates, yogures, cereales, infusiones, salsas, aderezos, pastas, concentrados y para disfrutar como snacks.