La fruta deshidratada se ha clasificado como uno de los productos más sanos, prácticos y nutritivos, ideales para familias, deportistas y ejecutivos.

El proceso de deshidratación se realiza a través de un sistema básico y 100% natural donde se elimina entre 80% y 90% de la humedad contenida dentro de la verdura.

En el proceso se conserva el 100% de sus propiedades nutritivas y la mayor parte de las proteínas, vitaminas, minerales y fibra.

Se puede consumir directamente como pasaboca y mezclado con cereales, ensaladas, leche y yogurt. Usado también como ingrediente de repostería. Fuente de energía 100% natural.

En deshidratación, según las necesidades del cliente.